Nutrientes que te ayudan a afrontar el esfuerzo intelectual


Cuando se trata de las mejores vitaminas y minerales para adultos, queremos que este suplemento nos brinde, antes que nada, un mejor estado de ánimo, más energía y poder de concentración. Además de los beneficios para la salud en general, estamos buscando un producto que reduzca la fatiga y la somnolencia, posiblemente también tengan efectos visibles contra el estrés. 

La verdad es que dichos resultados se deben a una serie de factores que crean un estilo de vida saludable: sueño, nutrición, movimiento, la forma en que pasamos nuestro tiempo libre, cómo nos relajamos, cómo conseguimos que nuestro cerebro se mantenga joven y en forma. Los suplementos son parte de esta ecuación como una ayuda de precio para que nuestro cuerpo funcione en parámetros normales. 

Hay una serie de nutrientes que han demostrado ser beneficiosos para nuestra resistencia a la fatiga, al estrés y al aumento del esfuerzo intelectual. Son especialmente indispensables para aquellos que tienen un horario ocupado, un trabajo de oficina exigente con muchas horas dedicadas frente a la computadora, pero también para los estudiantes que tienen que hacer esfuerzos especiales para memorizar y concentrarse.

Complejo de vitaminas B 

El cerebro humano consume alrededor del 20% de nuestra energía todos los días, aunque solo representa el 2% del peso corporal. El complejo B juega un papel extremadamente importante para el cerebro, lo que también se evidencia por el hecho de que este cuerpo concentra una mayor cantidad de estas vitaminas: 

  • metiltetrahidrofolato (forma de vitamina B9): cuatro veces más en el cerebro que en el plasmaBiotina (vitamina B7) y
  • ácido pantoténico (vitamina B5): concentración hasta 50 veces mayor que en plasma.

La vitamina B2 o la riboflavina es esencial para la síntesis y conversión de otras vitaminas del grupo B, como la niacina, el folato y la vitamina B6. También tiene un papel importante en la síntesis de hemoglobina y proteínas involucradas en el transporte de oxígeno en el cuerpo y regula las hormonas tiroideas. También participa en el metabolismo de los ácidos grasos esenciales en los lípidos cerebrales y en la absorción y uso eficiente del hierro. 

La vitamina B3 o la niacina están involucradas en el manejo de las reacciones oxidativas y la protección antioxidante. Además, la niacina desempeña un papel importante en la producción de energía y en los esfuerzos de reparación celular del ADN. 

La vitamina B5 o el ácido pantoténico participa en los procesos metabólicos y contribuye a la estructura y función de las células cerebrales por su participación en la síntesis de colesterol, aminoácidos, fosfolípidos y ácidos grasos. 

La vitamina B6 influye en la síntesis de neurotransmisores como la dopamina, la serotonina, la noradrenalina y la melatonina. También tiene un efecto directo en la función inmunológica y desempeña un papel en la regulación de la glucosa en el cerebro. 

La vitamina B9 o el ácido fólico y la vitamina B12 trabajan juntos en una relación de interdependencia. Tienen el papel de mantener a los cerebros jóvenes y activos, observándose el déficit en pacientes con trastornos cerebrales desmielinizantes. Además, la vitamina B12, junto con B6, también influye en el bienestar en todo el cuerpo. 

Ácidos grasos omega 3 

Los ácidos grasos omega 3, en formas de EPA y DHA, son esenciales para el buen funcionamiento del cerebro humano, compuesto por el 60% de la grasa. En adultos con un bajo nivel de DHA en la sangre, se observó una disminución en el cerebro, un signo de envejecimiento prematuro del cerebro. Además, los ácidos grasos tienen efectos beneficiosos sobre la atención, la memoria y el poder de concentración, tanto en niños como en adultos. Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Pittsburgh encontró que los adultos jóvenes sanos de entre 18 y 25 años de edad mejoraron su memoria al suplementar los ácidos grasos Omega 3. 

Vitamina D

La deficiencia de vitamina D en adultos puede afectar la conectividad entre las neuronas, la diferenciación neuronal, la estructura y función del cerebro y la secreción de dopamina. Es un nutriente importante para la actividad cerebral. Estudios recientes también han demostrado una relación entre los niveles bajos de vitamina D y trastornos como la depresión y la enfermedad de Alzheimer. 

Ginseng 

En busca de remedios naturales con efectos beneficiosos para la función cerebral, aquí está el ginseng es una solución que tenemos desde tiempos antiguos. Su efecto beneficioso más importante es la reducción del estrés, que es extremadamente importante para mantener un cerebro sano. El ginseng también puede ser útil en el tratamiento de la depresión, la ansiedad o en períodos muy estresantes, como las sesiones de examen. 

UnoCardio Active Mind - fórmula eficaz para una mente brillante 

Como hemos visto, los nutrientes con beneficios comprobados para la salud de nuestro cerebro son muchos. Una fórmula ideal significa, por lo tanto, combinar ingredientes activos para que podamos obtener una cápsula única con una fórmula única para encontrar todos estos nutrientes. Además, sus efectos se completan con éxito para que los resultados sean visibles. 

UnoCardio Active Mind es un nutracéutico innovador, apto para adolescentes y adultos de cualquier edad, que ayuda a mantener la concentración, la función cognitiva, la agudeza visual y cardíaca, reduce la fatiga y el estrés. Su fórmula única combina ácidos grasos Omega 3 con vitamina D, complejo de vitamina B (B2, B3, B6, B9, B12), selenio y ginseng, todos nutrientes esenciales para una mente que trabaja a niveles máximos. La luteína y la zeaxantina se agregan para ayudar a mantener una visión saludable.

Lăsați un comentariu